Trick or treat?

October 5, 2015

Estamos a pocos días de que llegue la noche más terrorífica del año: Halloween!! Ese día muchos niños acuden a las casas de vecinos y amigos a pedir dulces, vemos calabazas por todas partes y alguno que otro se viste de fantasma, bruja o cualquier personaje de terror. Todos sabemos que la noche es el 31 de octubre, que se festeja a los muertos al día siguiente y que los colores de la decoración son el negro, el naranja, el verde y el morado. Pero, ¿saben de dónde viene la tradición?, ¿dónde tiene su origen la fiesta de Halloween? ¿Qué papel juegan las calabazas en todo esto? Se lo contamos todo, sigan leyendo...si se atreven...

Halloween tiene su origen en una fiesta céltica que significa fin del verano (fin de la cosecha) y llegada del nuevo año. 

 

Era precisamente esa noche, la de Halloween, cuando los antiguos celtas creían poder alejar a los espíritus malignos y homenajear a los buenos, invitando a sus ancestros. Lo que hacían para alejar a los malvados era adoptar su apariencia (de ahí el uso de máscaras y trajes aterradores) para así evitar ser dañados y que éstos huyeran.

 

Ya les he contado de dónde vienen las máscaras y los atuendos del miedo, pero ¿y las calabazas...? Pues bien, todo viene de las famosa leyenda de “Jack el granjero” o “Jack, el de la linterna”

 

La leyenda cuenta que un granjero llamado Jack, muy malvado y tacaño, recibió un día la visita del Diablo en busca de su alma para llevárselo al infierno. Pero Jack, siempre tan astuto, fue quien finalmente atrapó al Diablo, teniendo éste que acceder a no volver a molestarle y a que nunca pudiera reclamar su alma para el infierno, a cambio de su libertad.

 

El Diablo accedió al trato y le dejó ir, pero cuando Jack murió, se le negó la entrada al cielo y también al infierno, por haber pactado con el Diablo, y Jack se vio obligado a deambular por el purgatorio, con la única ayuda de un nabo hueco en cuyo interior ardía un carbón como única luz para los oscuros caminos del reino entre el bien y el mal.

 

Con el paso de los años, y cuando la tradición llegó a Estados Unidos, donde no había plantación de nabos, se empezaron a usar las calabazas iluminadas y talladas (se dice que con la cara de Jack…) para decorar las casas y así evitar que Jack o los espíritus malvados llamaran a sus puertas y proponer Truco o Trato, Trick or Treat

 

¿Ya tienen las calabazas en su puerta….?